02 de enero de 2024
Comienzan las rebajas de enero, lo cual no debe afectar a los derechos de las personas consumidoras.

 

 

 

Los periodos de rebajas

Hasta 2012, la normativa que regulaba las rebajas en el ámbito estatal  marcaba dos temporadas anuales, una al comienzo del año y la otra durante el periodo de verano para las rebajas. De esta manera, un comercio no se podía adelantar a los demás, entre otras cosas, porque haría competencia desleal al resto de comercios, y podría ser sancionado por incumplir la ley.

Sin embargo, desde 2012, la legislación otorga "carta blanca" a los comercios para decidir cuándo hacen rebajas y tampoco obliga a que los productos llevaran un mes antes en su stock para poder rebajarlos. Esta normativa, respecto a la “temporada de rebajas” explica que:

  1. Las ventas en rebajas podrán tener lugar en los periodos estacionales de mayor interés comercial según el criterio de cada comerciante.
  2. La duración de cada periodo de rebajas será decidida libremente por cada comerciante.

En los periodos de rebajas, no debemos olvidar que

  • Los objetos deben mostrar su precio original junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja.
  • La calidad de los productos rebajados no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados.
  • La garantía y el servicio postventa es igual, independientemente de que compres el producto durante las rebajas o fuera de ese periodo.
  • En caso de que se establezcan condiciones especiales para el periodo de rebajas (limitaciones en el medio de pago o en las devoluciones), los establecimientos están obligados a indicarlo expresamente.
Las políticas de pago, devolución y garantías deben de mantenerse en las mismas condiciones que el resto del año.
Todos los productos rebajados deben estar etiquetados de forma clara y diferenciada del resto, incluyendo el precio original junto con el rebajado o el porcentaje de descuento.

 

Liquidaciones y saldos.

Las ventas por liquidación y saldos no son rebajas. Los saldos son artículos cuyo valor en el mercado ha disminuido por ser defectuosos u obsoletos, nunca por ser excedente de producción o de temporada. Un comercio puede tener ventas de saldo al mismo tiempo que las rebajas, pero deben estar claramente identificados y en exposiciones separadas.

Las ventas de liquidación, por su parte, son productos que se encuentran a menor precio debido al cierre o cambio de negocio y en ningún caso podrán hacerse coincidir con los periodos de rebajas.

 

Rebajas y compra/venta en comercios on line

Comprar en línea siempre requiere algunas precauciones. Es importante informarse bien respecto a la empresa vendedora, comprobando sus datos identificativos (CIF, razón social, etc), qué datos que recoge y el uso que hace de ellos, si tienen algún certificado de seguridad o sello de consfianza, las políticas de envío y devolución o los medios de pago aceptados. 

También se debe comprobar que la url del portal comienza por "https://", ya que esa «s» significa seguro, y certifica que la información compartida será encriptada y solo será accesible para el receptor.

Otros consejos son estudiar la reputación del vendedor, desconfiar de precios anormalmente bajos y no facilitar datos personales que sean estrictamente necesarios

Quien adquiera un producto a través de la venta online tiene derecho a desistimiento de las compras en un periodo de 14 días naturales a la adquisición, sin tener que explicar el motivo. Confianza online ha editado una GUIA DE RECOMENDACIONES PARA COMPRAS EN REBAJAS EN TIENDAS ON LINE.

 

Cómo reclamar durante las rebajas

La reducción en los precios no se debe traducir en una reducción en los derechos de los consumidores. Por lo tanto, en el caso de que se presente algún conflicto la primera opción es intentar llegar a un arreglo amistoso en el propio comercio.

Si no es posible, se puede solicitar un arbitraje de consumo como sistema de mediación voluntario y eficaz para resolver las discrepancias entre personas usuarias y empresas. Otra opción es solicitar las hojas de reclamaciones , cumplimentarlas en el establecimiento y presentarlas en la Administración de Consumo correspondiente. Asimismo, se puede presentar una denuncia frente al establecimiento, aportando las pruebas oportunas. 

 

Información relacionada

GUÍA DE REBAJAS EN LAS COMPRAS ON LINE