27 de February de 2024
A medida que el comercio electrónico se ha vuelto cada vez más popular, también ha aumentado el número de estafas y fraudes en línea. Por eso, es esencial recordar algunas precauciones para asegurar que tus compras en Internet sean seguras.

 

 

Las posibilidades de comprar online son infinitas, ya que van desde la compra de artículos y reserva de estancias hasta la adquisición de videojuegos, vuelos o suscripciones para ver o escuchar contenido audiovisual. Comprar en línea puede ser una experiencia segura si se siguen las medidas adecuadas, sin embargo, siempre existe el riesgo de caer en estafas o fraudes.

Entre los riesgos y estafas más habituales asociados a las compras en línea encontramos los siguientes:

  • Robo de datos personales: al introducirlos en webs fraudulentas.
  • Estafas económicas: si facilitamos datos bancarios.
  • Envío de artículos falsificados o en malas condiciones: si no contrastamos la información o detalle de los artículos de la web.

Por todo ello, debemos estar en alerta y recordar los consejos que la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) nos ofrece en forma de refranes.


 

"Si una web segura quieres visitar, https y candado cerrado deberás buscar"

El primero es obvio, pero imprescindible para navegar con ciertas garantías. Hay que comprobar que la url que se visita es segura. Es decir, que aparece el candado y empieza por https:// y no por http://. 

"Para saber si una web es de quien dice ser, comprueba el certificado que en el candado podrás ver"

El candado que aparece en la barra del navegador da pistas. Conviene fijarse en él y, si hay dudas, pinchar en el candado para ver el mensaje "la conexión es segura"  y acceder a la información contextual "acerca del sitio" que ofrece Google. 

"Si las ofertas son muy suculentas, sospecha de posible web fraudulenta"

Si te intentan "vender duros a cuatro pesetas", es posible que sea un fraude.  Antes de comprar, siempre compara precios y desconfía de los precios anormalmente bajos.

"Si ves en una web faltas de ortografía, de su veracidad desconfía"

Cuando la descripción de un producto aparece redactada con muchas faltas de ortografía y un estilo de redacción extraño, es un buen motivo para descofiar. 

"Si ves fea la foto, que no te vendan la moto"

Cuando el diseño de una web supuestamente prestigiosa y fiable no está a la altura, es posible que no sea la original. Pero también hay que desconfiar de las páginas web clónicas, que imitan la apariencia de una marca de referencia y dan el pego.  

"Antes de tomar decisiones, busca de otros las opiniones"

La reputación online de una tienda puede comprobarse buscando otras opiniones y valoraciones. Un recurso útil la mayor parte de las veces eficaz es preguntar en Google, Bing o otros buscadores con fórmulas como "¿Es seguro comprar en xxxx.com?"

"Si quieres evitar malas situaciones, echa un ojo a las valoraciones"

Las  estrellitas de valoración de los productos y servicios están ahí para servir de referencia. Aunque estas clasificaciones están afectadas por múltiples factores, una baja calificación debe servir de invitación a la desconfianza. 

"Si a tu casa el paquete quieres hacer llegar, un buen método de pago debes usar"

Este consejo es fundamental. El uso de plataformas intermediarias como Paypal o de tarjetas prepago dedicadas en exclusiva a las compras online permite minimizar riesgos. El vendedor nunca va a acceder a tu información bancaria privada. Y la propia Paypal tiene un mecanismo de resolución de conflictos que ayuda en casos de fraude. 

"Si no aparece información sobre la devolución, en caso de que no llegue tu paquete no te darán solución"

Conviene leer, si se puede, las políticas de privacidad y las condiciones de servicio, al menos las partes que contienen la información esencial sobre envíos, devoluciones, derecho de desestimiento, garantías... Así se evitan sorpresas desagradables como no poder mandar de vuelta un producto, tener que pagar aranceles por un precio mayor que el de venta o recibir aparatos electrónicos que no están disponibles en ciertos idiomas. 

Descárgate el refranero

 

Consejos para comprar on line de forma segura

 

Fuente: Oficina de Seguridad del Internauta OSI