27 de junio de 2023
La publicidad siempre trata de mostrar la mejor versión de lo que nos ofrece.

En el Centro de Formación para el Consumo de Lugones, este mes de junio, trabajamos Publicidad con el alumnado de 6º de primaria del colegio Virgen Milagrosa de Oviedo, la asociación de mujeres “El Portazu” de Lugones y la Escuela Talller: Dinamiza y Turismo de La Corredoria. Adaptando los contenidos a los diferentes grupos y siempre con el mismo objetivo: descubrir cómo, en muchas ocasiones, los mensajes publicitarios “maquillan” la realidad.

En todas las acciones formativas comenzamos analizando un video,  para reconocer la importancia de desarrollar una actitud crítica ante la publicidad y discernir realidad de ficción. Y reflexionamos sobre el siguiente pensamiento “El aire que respiramos se compone de oxígeno, nitrógeno y publicidad” Robert Güerin, periodista francés nacido en 1876.

Después planteamos a los participantes diversas cuestiones, tales como, qué es la publicidad, qué funciones creéis que tiene, dónde la podemos encontrar, qué tipos existen en función del medio que la reproduzca o según lo que anuncien, qué características creéis que debe tener un buen anuncio, pensáis que las marcas utilizan trucos para que sus productos nos resulten más atractivos, etc. 

A continuación, a través de diversos materiales gráficos fuimos descubriendo varios trucos y valorando su influencia en nuestras decisiones de compras, aunque no seamos conscientes.

Múltiples trucos o adornos para poder hacer todas las fotografías que sean necesarias o grabar un anuncio sin necesidad de ir a contrarreloj para que el producto no pierda su buena presencia, su atractivo.

  • Apetecibles frutas al aplicarles laca o cera para darles más brillo.
  • Exquisitos helados hechos con puré de patata, para que no se derritan, y a los que añaden colorantes para mostrar la variedad de sabores.  
  • Refrescantes refrescos y con más burbujas al utilizar algún tipo de medicamento efervescente.
  • Espectaculares hamburguesas que para conseguir ese aspecto tan jugoso o más color les ponen betún, barniz. 
  • Sabrosas tartas de crema que es espuma de afeitar, mucho más consistente.
  • Ricos cereales con leche en los que ésta no es leche sino cola blanca, para conseguir que no se hundan.
  • Deliciosos pasteles en los que entre capa y capa ponen cartón o esponja para hacerlos parecer más grandes.

 

Otros trucos…

  • Recurrir a la ambigüedad. Los anuncios más ambiguos se recuerdan mejor que aquellos que ofrecen directamente toda la información… nombres, marcas,  logotipos... por el grado de satisfacción que tenemos cuando lo averiguamos y además porque se refuerza su recuerdo. 
  • El uso del inglés, cada vez más presente, para que todo parezca más chic. Visionamos y analizamos una campaña/experimento de la RAE para luchar contra los anglicismos. Lanzaron al mercado dos productos reales (perfume Swine que su traducción es cerdo y unas gafas sunset style blind, es decir efecto ciego). 
  • Inventarse nombres científicos para hacer que parezca más selecto, extraordinario, saludable y lograr incrementar las ventas.
  • La utilización de los colores, pues juegan un papel muy importante al provocarnos determinadas sensaciones para que nos sintamos “hipnotizados” por lo que se anuncia. Juventud, riesgo, pasión con el rojo; seguridad, confort, alegría con el naranja; frescor, descanso con el azul; naturaleza, equilibrio con el verde; transparencia, limpieza, calma con el blanco, etc. 

Concluimos las actividades, con un broche de oro, haciendo el truco del helado, ¡todo un éxito!. 

Potentes y eficaces trucos para conseguir que caigamos en la tentación, pues la publicidad es todo un arte de la persuasión al cuidar hasta el más mínimo detalle… nada aparece por azar, nada es un capricho.

                                             

                                

                              

                               

 
   


 


 

Buscador